5 jun. 2012

NOCTURNO




















No me desvelo por ti esta noche.
No pierdo la mirada en la sombras
buscando inútilmente el reposo.
Esta noche
no me desvelo por ti,
no intento cerrar los ojos
no intento dormir.
Esta noche
no pongo mi cabeza en la almohada
para dibujar tu silueta
entre las ropas.
Esta noche
no contemplo la luna
asomado en la ventana,
no tengo sueños épicos
en los que tu abrazas al héroe.
No vierto mis lágrimas
esta noche.
A esta hora no hay recuerdos,
no hay nostalgias,
esta noche, no.

Es más de la medianoche
y camino
bajo los árboles del parque.
He salido a recorrer
la ciudad muda.
En la oscuridad
entre sombras fugaces,
tal vez en un rincón
me encuentre con tu sonrisa.
Vine a tu calle
a respirar el aire que rodea tu hogar
y  el aroma de tu jardín.
Me cansé de esperarte.
Si no te encuentro ya importa poco,
esperaré el alba
y me inundaré en otra aurora. 
Si no te encuentro
bajo los faroles,
ya poco importa,
sabes que sólo
quería sentir tu perfume.

No dormiré esta noche.
he renunciado a los sueños
porque me violentan los despertares
y no espero desvelarme.
Esta noche no.
Camino bajo las estrellas
en el inmenso cielo
para ver si algún
extraño brillo
me comunica contigo
en un pequeño y fugaz rayo de luz.
No quiero dormir esta noche.
Puede que me visiten
los dragones de mi infancia
y una vez más el ángel dorado
me auxilie.

En este viaje nocturno
te buscaré en todos los espacios:
en aquellos que algún día
compartías conmigo
aunque ya lo sé,
probablemente no te encuentre
y sea mayor mi delirio.

¿Pero puedo dudar acaso
que el sol del amanecer
me regrese tu amor
y me devuelva todas tus caricias?

No hay comentarios:

Publicar un comentario